La publicidad forma parte fundamental de los procesos que debe tener una empresa o negocio para darse a conocer, así como para atraer clientes, fidelizar a los que se tiene y potenciar la marca que se representa; una de las formas de cumplir con todos estos objetivos es por medio de la participación en ferias o congresos con un stand publicitario. En un stand el cliente objetivo tiene la posibilidad de interactuar directamente con el producto, conociéndolo de primera mano y, dependiendo del tipo de producto que se esté vendiendo, el potencial cliente puede incluso usar o probar el producto para así tener la certeza de que ese es el que necesita y se pueda concretar una venta. Además de esta ventaja, participar en ferias ayuda a tener oportunidades efectivas de crear alianzas comerciales, de consolidar la marca y brinda provecho económico inmediato.